• Menu
  • Menu

Causas del despido objetivo

El despido objetivo es una consecuencia de la decisión unilateral de un empresario que viene motivada por, como su propio nombre indica, razones objetivas. Para que tengan tal consideración deben ser acordes a lo que se encuentre establecido en el Estatuto de los Trabajadores; ya que en base a ellas el empresario podrá extinguir la relación laboral.

Causas del despido objetivo

Las causas del despido objetivo pueden deberse a circunstancias que tengan que ver con el propio trabajador o con la empresa, por lo que vamos a hablarte de ambos casos, para que puedas conocer cómo te puede llegar a afectar.

Causas del despido objetivo por circunstancias del trabajador

El despido objetivo, a diferencia de lo que sucede con el despido disciplinario, no está motivado por la conducta que haya podido mantener el trabajador; sino que existen motivos por los cuales la empresa puede prescindir de un trabajador por asuntos que afectan al desarrollo de su actividad laboral o la organización de la empresa. Estas causass pueden ser las siguientes:

Ineptitud del trabajador

En el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores viene reflejada esta causa. De esta forma, cuando un trabajador tiene una incapacidad para desarrollar su puesto de trabajo, la empresa puede motivar un despido por esta causa, siempre y cuando se trate de una “ineptitud”.

Se puede entender como tal en aquellas ocasiones en las que el trabajador ya no pueda desempeñar la totalidad de las funciones que son inherentes a su puesto de trabajo; y cuando esa “ineptitud” es conocida posteriormente a que forme parte de la empresa en esa función. No obstante, para ello deben cumplirse con una serie de requisitos:

  • Debe ser una falta de aptitud para el puesto verdadera, permanente y no circunstancial que impida realizar la actividad laboral para la cual fue contratado.
  • Que afecte al conjunto del trabajo que viene realizando el trabajador y no solo a algunos aspectos del mismo.
  • Debe contar con cierto grado o entidad, determinando una aptitud media inferior a la normal del lugar, momento y profesión.
  • Que la falta de aptitud no se impute al trabajador, es decir, que no se trate de una actitud voluntaria.
  • Que sea posterior a su efectiva prestación de servicios; o bien que el empresario tenga constancia de ello a posteriori.

Falta de adaptación a modificaciones técnicas

En el mismo artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores se contempla la posibilidad de que se produzca un despido objetivo cuando concurra una falta de adaptación a las modificaciones técnicas. Con la llegada de los avances tecnológicos y los procesos técnicos los trabajadores deben actualizarse para poder desempeñar su labor.

En este sentido, la empresa podría proceder a un despido objetivo cuando esas personas no se adapten a las nuevas técnicas. No obstante, para que sea una causa de despido, la empresa deberá previamente haberles dado la formación pertinente y un periodo de adaptación de un mínimo de dos meses.

Causas del despido objetivo por circunstancias de la empresa

La propia empresa también puede recurrir al despido objetivo de sus trabajadores cuando tengan lugar una serie de causas que pueden ser de diferente índole y a las cuales vamos a hacer referencia a continuación. De esta manera podrás conocer las razones por las cuales una empresa puede recurrir al despido de sus trabajadores mediante esta vía. Las causas son las siguientes:

Causas técnicas

Se entiende que concurren causas técnicas en aquellos casos en los que haya una implantación de cambios en diferentes medios o instrumentos que tengan que ver con la producción y desarrollo de la actividad laboral dentro de la empresa. Estas pueden motivar la falta de necesidad de contar con el trabajador.

Razones organizativas

También pueden llegar a darse cambios en la organización de la empresa que afecten a los sistemas y métodos de trabajo del personal o en la forma en la que se organice la producción de la misma. En estos casos, también podría llegar a haber un despedido objetivo por circunstancias que atañen a la propia empresa y no al trabajador en particular.

Causas productivas

Son causas productivas en aquellos casos en los que los cambios en la empresa vienen motivados por la evolución del mercado en la demanda de producto o servicios; y que estos hacen que sea necesario adaptarse y modificar su disposición en el mismo. De esta manera, se podría dar un despido objetivo del trabajador.

Causas económicas

El despido objetivo más común son las causas económicas. Se entiende que se da esta situación cuando una empresa se encuentra en una situación económica adversa al existir pérdidas en la actualidad o previstas; o bien cuando se experimenta una disminución constante de los ingresos o ventas durante tres trimestres de manera consecutiva, comparándolos en cualquier caso con los resultados del trimestre anterior. En estos casos, se puede optar al despido objetivo del trabajador.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *