• Menu
  • Menu

Clases de delitos

A la hora de hablar de delitos hay que saber que hacemos referencia a una infracción de carácter penal que va contra el ordenamiento jurídico de la sociedad; y que es castigado con una pena o sanción. En función del Código Penal, los delitos pueden tratarse de acciones u omisiones dolosas o imprudentes que se encuentren penadas por la ley. Así figura en el artículo 10 del Código Penal, donde se indica que “son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley“.

Clases de delitos

Características de un delito

Los delitos son comportamientos que van en contra de la ley que merecen una pena o castigo, y que se caracterizan principalmente por ser culpables e ir en contra del derecho; sanciones penales; y acciones antijurídicas y que se encuentran tipificadas por la ley.

Cuando la conducta o infracción no es suficientemente grave para poder ser un delito, se considera que estamos ante un delito leve, a lo que antes de la reforma del CP de 2015 eran conocidos como faltas.

Es importante recalcar que tan solo se pueden catalogar como delitos aquellas conductas que estén recogidas de manera explícita en el Código Penal. De hecho, aunque haya conductas que puedan parecer que son merecedoras de ser consideradas como tal, en el caso de que no figuren en el CP, no se considerarán delito.

Clasificación de delitos

Existen diferentes clasificaciones de los tipos de delitos. Por un lado hay que tener en cuenta que se puede distinguir estos en función de la forma de la acción en la que  ha tenido lugar  el delito. De esta manera se puede distinguir entre delito por comisión, cuando los actos tienen lugar por parte de un individuo; o delito por omisión, cuando  la infracción tiene que ver con que no se realiza lo que está ordenado por parte de la ley.

Por otro lado, es posible diferenciar según la culpabilidad. En este caso se pueden diferenciar los delitos dolosos, que realizan de manera consciente queriendo provocar el resultado dañoso; y los delitos imprudentes o culpables, donde se produce un resultado dañoso pero que tampoco llega a evitarse.

Además de los dos casos anteriores, en función de la perseguibilidad, podemos distinguir entre tres tipos: delitos públicos, que son perseguidos de oficio y no se pueden perdonar; delitos semipúblicos; en los que debe existir denuncia por parte de unos de los afectados o su representante legal y se pueden perdonar; y delitos privados, que solo ser persiguen previa iniciativa del perjudicado o de su representante legal.

Prescripción de un delito

La prescripción de un delito consiste en la extinción de la responsabilidad penal por el transcurso de un tiempo razonable desde que el delito tuvo lugar. No se puede hablar de un único plazo para que un delito pueda llegar a prescribir; y es que el tiempo vendrá dado por las penas máximas que se encuentran previstas para cada uno de los tipos de delito.

Listado de delitos

A la hora de hablar de delitos, tenemos que hacer la siguiente clasificación de los mismos, donde se encuentran los siguientes, englobados en sus respectivas categorías.

Delitos contra las personas

  • Asesinato
  • Lesiones
  • Homicidio

Delitos contra la libertad

  • Acoso
  • Amenazas
  • Detención ilegal
  • Coacción
  • Secuestros

Delitos contra el honor

  • Injuria
  • Calumnia

Delitos contra el patrimonio

  • Usurpación
  • Delito de daños
  • Extorsión
  • Delitos societarios
  • Receptación
  • Hurto
  • Robo (robo con fuerza, robo con violencia)
  • Administración desleal
  • Delitos de Propiedad Intelectual e Industrial
  • Apropiación indebida
  • Administración desleal

Delitos económicos

  • Estafa
  • Fraude
  • Insolvencia punible
  • Estafa procesal
  • Almacenamiento de bienes
  • Blanqueo de capitales

Delitos contra la administración pública

  • Prevaricación
  • Exacciones
  • Fraudes
  • Cochecho
  • Malversación
  • Abandono de destino
  • Tráfico de influencias
  • Abuso de autoridad

Delitos contra la salud pública

  • Tráfico de drogas
  • Negligencias médicas

Delitos contra la seguridad vial

  • Exceso de velocidad
  • Conducción temeraria
  • Alcoholemia

Delitos contra la libertad e indemnidad sexual

  • Agresión sexual
  • Prostitución, explotación sexual y corrupción de menores
  • Abuso sexual
  • Exhibicionismo y provocación sexual
  • Acoso sexual

Delitos de falsedades

  • Falsedad documental
  • Falsificación de moneda
  • Intrusismo profesional
  • Usurpación del estado civil

Delitos contra la intimidad

  • Revelación de secretos

Delitos contra la inviolabilidad del domicilio

  • Allanamiento de morada

Delitos informáticos

  • Piratería

Delitos contra la Administración de Justicia

  • Connivencia
  • Deslealtad profesional
  • Quebrantamiento de condena
  • Falso testimonio
  • Omisión de los deberes de impedir delitos o de promover su persecución
  • Encubrimiento
  • Denuncia falsa
  • Simulación de delitos

Delitos contra la Constitución

  • Rebelión
  • Odio

Delitos de lesa humanidad y contra la comunidad internacional

Delitos contra los derechos de los trabajadores

Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad social

  • Delitos fiscales

Delitos contra los derechos y deberes familiares

  • Sustracción de menores
  • Abandono de familia

Delitos contra el orden público

  • Sedición
  • Atentados
  • Tenencia ilícita de armas
  • Enaltecimiento del terrorismo
  • Desorden público
  • Desobediencia

Delitos contra  la integridad moral

  • Acoso laboral
  • Violencia doméstica

Delito de omisión

  • Omisión del deber de socorro

Delitos contra la integridad personal

  • Violencia de género
Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *