• Menu
  • Menu

Cómo reclamar una negligencia dental

Las reclamaciones dentales han aumentado de manera notable en los últimos años, tanto ante el Colegio de Odontólogos como las que se presentan de manera directa en las propias clínicas u otros organismos como las oficinas del consumidor. De hecho, cada año hay en torno a 20.000 reclamaciones en este ámbito, razón por la cual te conviene conocer qué es y cómo reclamar una negligencia dental. De esta manera podrás saber como actuar en el caso de que seas la víctima de una de ellas.

Cómo reclamar una negligencia dental

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la mayoría de las reclamaciones que reciben las clínicas dentales vienen dadas por motivos clínicos,  y que en muchos casos es posible hablar de “negligencias”, aunque no en todos. Hay que tener presente que estas pueden conlleva asociadas consecuencias físicas, psicológicas y económicas para aquellos pacientes que se encuentren afectados por ella.

Desde el punto de vista de la salud, es posible que una negligencia acabe derivando en que una enfermedad se agrave, pero también dar origen a otras lesiones de carácter permanente. Entre las reclamaciones dentro del ámbito de la salud bucal, nos encontramos con que la mayor parte de ellas van a parar a implantes, seguidas de las prótesis, ortodoncias y endodoncias.

Qué es una negligencia dental

Una negligencia dental, también llamada mala praxis dental, tiene lugar cuando el profesional que realiza una acción lo hace de la manera que no debe, una acción que provoca un daño porque no ha cumplido con su trabajo de la manera correcta.

En estos casos, nos podemos encontrar ante una negligencia dental en este tipo de situaciones, entre otras:

  • Cuando se aplica un tratamiento inapropiado para las características de tu boca o dentadura.
  • Cuando se utilizan técnicas inadecuadas. El profesional tiene la obligación de proporcionar a su paciente toda la información relativa a las técnicas que puede aplicar en un tratamiento; y también debe mencionar las ventajas y los riesgos. Si emplea técnicas inapropiadas y produce lesiones, se puede reclamar.
  • Falta de cualificación profesional. Si una persona no tiene la cualificación suficiente para atenderte, haciéndose pasar por odontólogo o careciendo de suficiente experiencia, se puede reclamar.
  • No seguir correctamente el tratamiento. El dentista debe llevar a cabo un seguimiento del tratamiento para poder comprobar que evoluciona de manera favorable. Si no es así y no funciona adecuadamente, también se puede reclamar.
  • Cuando no se tiene en cuenta el historial clínico.
  • En aquellos casos en los que haya daños en el nervio de la lengua provocados por una intervención.
  • Si se ha producido una extracción de un diente de manera incorrecta o se ha extraído una pieza sin que realmente fuese necesario hacerlo.
  • En aquellos casos en los que se ha perdido una pieza dental porque se ha restaurado mal.
  • Errores relacionados con la anestesia que pueden derivar en lesiones o incluso al fallecimiento.
  • En las situaciones en las que no se han diagnosticado o reconocido enfermedades.

Procedimiento para una reclamación de una negligencia dental

Toda reclamación debe empezar con la aportación de la documentación y pruebas necesarias para poder demostrar la negligencia dental que corresponda. Para ello es importante que sea un perito quién evalúe tu caso y realice el informe correspondiente, en un proceso en el que es necesario ponerse en manos de profesionales que te guíen a lo largo del mismo.

Tras tener el informe del perito, lo habitual es la presentación de una reclamación amistosa con la clínica dental. En el caso de que no se reciba respuesta o no atiendan a la misma, será el momento de poner la demanda judicial contra la misma.

A partir de ese momento será posible alcanzar un acuerdo o seguir todo el proceso hasta obtener una sentencia del juez. En el caso de que sea favorable se recibirá una indemnización por la negligencia dental.

Compensación por una negligencia dental

Las negligencias por motivos clínicos pueden acabar derivando en graves problemas psicológicos, físicos y económicos para el paciente afectado por un tratamiento dental inadecuado.

Si has recibido un tratamiento inadecuada o consideras que se ha dado alguna de las situaciones reflejadas con anterioridad, podrás interponer la correspondiente reclamación directamente en la clínica que se ha ocupado del tratamiento.

Tras ese primer paso podrás ver si accede a la misma y te ofrece una solución o si, por el contrario la rechaza, momento en el que tendrás que iniciar un procedimiento judicial para poder encontrar una reparación justa y apropiada de las secuelas que hayas podido sufrir.

En este sentido, debes saber que la compensación a percibir en una reclamación dental viene dada por diferentes factores. Entre ellos se encuentra el historial dental del paciente, el tipo de lesión, la edad o el tiempo de recuperación necesario. Todo ello es de aplicación para el cálculo de la indemnización de acuerdo a los baremos vigentes.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *