• Menu
  • Menu

Cómo retirar una denuncia

Puede darse el caso de que hace unos días o incluso semanas hayas puesto una denuncia a otra persona y que, al arrepentirte, te preguntes cómo retirar una denuncia y si es posible hacerlo. Por este motivo, y para resolver cualquier posible duda que tengas al respecto, te vamos a explicar todo aquello que debes saber al respecto.

Cómo retirar una denuncia

¿Es posible retirar una denuncia?

Una duda muy frecuente es la de saber si es posible retirar una denuncia. Ante esta cuestión, es importante tener claro que no es posible. Aunque en muchos lugares hayas podido escuchar que se va a retirar una denuncia, es algo que no se puede realizar salvo en casos muy excepcionales.

Estos últimos tienen que ver en lo relativo a delitos de persecución privada como las calumnias e injurias. Sin embargo, en el resto de casos no es posible hacerlo. Lo que sí se puede hacer es proceder a renunciar el efectuar acciones penales a título privado, aunque la acusación continuará adelante por parte del Ministerio Fiscal.

¿Qué ocurre tras poner una denuncia?

La razón de que no sea posible quitar una denuncia tiene que ver por lo que sucede una vez que es interpuesta la misma. En el momento que una persona realiza una denuncia está informado al Estado de que se ha llevado a cabo una acción que puede ser constituyente de delito.

La Administración Judicial no puede mirar hacia otro lado aunque la víctima haya decidido cambiar su pensamiento inicial y haya decidido que no quiere ya poner ese conocimiento en manos de las autoridades. De hecho, la mayor parte de las acciones delictivas que figuran en el Código Penal son públicas y se pueden perseguir de oficio.

Una vez que se realiza una denuncia, se pone en funcionamiento la maquinaria judicial, siendo lo más probable que acabe derivando en la celebración de un juicio. Caso aparte es que ante una incomparecencia de denunciante y acusado, por desistimiento o acuerdo extrajudicial, el juez pueda verse obligado a dictar una sentencia absolutoria por falta de pruebas. Pese a todo, no se produce en ningún momento la detención del procedimiento iniciado a raíz de la denuncia inicial.

Cómo retirar una denuncia

Una vez que ya hemos recalcado que no se puede retirar una denuncia una vez interpuesta salvo que sea un tipo de delito muy específico, debes saber que lo que puedes realizar es renunciar a llevar a cabo acciones penales privadas, así como a mostrar tu intención de no continuar.

Habitualmente, este tipo de acción hace que el Ministerio Fiscal opte por archivarlo, salvo que vea claro cómo seguir con el proceso. Esto es habitual en aquellos casos en los que las únicas pruebas radican en el propio testimonio de la víctima.

Además, hay que tener claro que, independientemente de si se trata de un delito leve o grave, la situación es la misma; y una vez que se interpone la denuncia y da comienzo el proceso judicial, el Estado debe llegar hasta el final del procedimiento.

Consecuencias de retirar una denuncia

Aunque no se puede retirar una denuncia, hay que tener en cuenta que sí es posible desistir de la acción penal privada, aunque esto tiene varias consecuencias.

Para empezar, al desistir de la acción penal se está indicando que, una vez que el proceso sea archivado o se emita una sentencia absolutoria por falta de pruebas, no cabe recurso; y no solo eso, sino que no existe la posibilidad de interponer otra denuncia por los mismos hechos.

Esto, por lo tanto, puede llegar a ser muy perjudicial para una persona que ha sido víctima. Si tiene algún tipo de problema con otra persona y lo denuncia, pero luego decide echarse atrás por medio a represalias o problemas; si esa persona decide interponer una contra ti por los mismos hechos, solo podrás defenderte, pero no hacer lo propio.

Además, hay diferentes situaciones en las que el denunciante tiene la obligación de declarar como testigo por no tener la posibilidad de acogerse a una excepción como contempla la ley para descendientes, ascendientes, cónyuges… El no realizarlo, así como negarse a declarar o bien optar por hacer una declaración contraria a la realizada en un primer momento se puede considerar que es un delito de desobediencia o un falso testimonio. Por ello, se está obligado a decir la verdad legalmente aunque el deseo sea el de retirar la denuncia.

De esta manera, antes de interponer una denuncia es necesario valorar si realmente se desea llevar a cabo. En caso de que una persona atente contra ti o lleve a cabo cualquier acción que sea contraria a la ley se debe denunciar para que las autoridades tomen medidas contra ese individuo. Ten en cuenta que una vez interpuesta, el Estado llegará hasta el final del procedimiento, como hemos mencionado.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *