• Menu
  • Menu

El delito de abandono de familia y sus requisitos

Un delito de abandono de familia se produce en aquellos casos en los que una persona incumple los deberes legales de asistencia que se encuentran vinculados a la tutela, guarda, patria potestad o acogimiento familiar. Además, también  se produce en todos aquellos casos en los que se deje de prestar asistencia para el sustento de descendientes, ascendentes o cónyuge en situación de necesidad.

El delito de abandono de familia y sus requisitos

Este delito tiene la configuración de un delito de omisión de deberes asistenciales. En él se contemplan todos aquellos relativos a la ética, moral o espiritual, pero también los económicos. En este tipo de casos, el comportamiento es sancionado por el “no hacer” de una persona, que se encuentra obligada a cumplir con sus deberes.

Regulación del delito de abandono de familia

Los delitos de abandono de familia se encuentran recogidos en el Título XII  (contra las relaciones familiares); Capítulo III (contra los derechos y deberes familiares); Sección 3ª (de abandono de familia, menores o personas con discapacidad que necesitan de protección especial). Todo ello se encuentra en los artículos 226 a 233 del Código Penal.

El tipo básico y la principal pena que se se aplica en este tipo delito de abandono familiar se aplican los siguientes preceptos:

  • El que deje de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la guarda, tutela, patria potestad o acogimiento familiar; o de proporcionar la asistencia necesaria establecida legalmente para el sustento de cónyuge, ascendientes o descendientes necesitados, tendrá un castigo de pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses.
  • El Tribunal o Juez puede imponer una pena de inhabilitación de 4 a 10 años, para el ejercicio del derecho de patria potestad, tutela, acogimiento familiar o guarda.

Una de las acciones que puede llevar a cabo una persona y que pueden llegar a suponer un delito de abandono familiar es el impago de la pensión compensatoria o pensión alimenticia debidamente establecidas en un convenio regulador que ha sido aprobado de forma judicial.

Esto aparece reflejado en el artículo 227 del CP. En él se establece:

  • El que deje de pagar durante 2 meses consecutivos 4 no consecutivos algún tipo de prestación económica a sus hijos o cónyuge, si esta aprobada judicialmente, será castigado a pena de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 24 meses.
  • Con esta misma pena se castiga a cualquiera que deje de pagar una prestación económica de manera conjunta o única.
  • Para reparar el daño causado, la sanción llevará asociada el pago de las cantidades adeudadas.

Requisitos del delito de abandono de familia

Para que se considere que existe un delito de abandono de familia es necesario que se den una serie de requisitos, que son los siguientes:

  • El abandono debe haberse cometido de forma maliciosa y voluntaria. Esto quiere decir que para ello no haya ninguna justificación, razón, móvil o un pretexto que pueda dar pie a ello. Por lo tanto, la causa de que se haya producido el mismo es tan solo la actitud del familiar que ha dejado de cumplir con sus obligaciones familiares.
  • Es un delito permanente. Esto significa que el plazo de prescripción no se inicia mientras se mantenga la situación. Continuar con la misma actitud de incumplimiento no se considera un nuevo delito tras haber recaído en una sentencia condenatoria.
  • Para que una persona pueda ser condenada por ello se necesita de una denuncia previa. Esta tiene que ser recibida por parte de la persona afectada por el abandono o por su representante legal. En el caso de personas incapacitadas o menores, podrá mediar denunciar del Ministerio Fiscal.
  • El perdón en este tipo de casos se considera un hecho irrelevante.
  • No cometerá delito de abandono familiar aquella persona que se encuentre inhabilitado para poder cumplir con este tipo de deberes.

Modalidades de delito de abandono de familia

Las modalidades de un delito de abandono familiar son las siguientes:

  • Impago de pensiones alimenticias. Previsto en el art. 227 del CP, tan solo puede ser cometido por quienes están obligados a realizar el pago por sentencia o convenio judicial. Incurrirá en delito cuando deje de hacerlo de forma maliciosa.
  • Abandono de menores o personas incapacitadas. En el art. 228 del Código Penal se castiga la situación de riesgo de un menor o persona incapaz por el abandono o cese de su custodia por las personas encargadas de su cuidado.
  • Abandono impropio. Tipificado en el art. 231 del CP; castiga a quienes tienen a cargo la educación o crianza de un menor o incapacidad y lo entregue a un tercero sin consentimiento de quién se lo hubiera confiado.
  • Mendicidad de menores.  Está recogido en el artículo 232 del Código Penal. En este caso se pena a quienes usen a los menores para mendicidad; y también para quienes los entreguen para ello a terceras personas y a estas mismas terceras personas.

Cualquier persona que cometa un delito de abandono de familia, en cualquiera de las modalidades indicadas, se expone a penas de prisión de entre 1 y 4 años.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *