• Menu
  • Menu

La abusividad de la cláusula suelo

El tema de las cláusulas suelo dio mucho que hablar durante años y lo sigue haciendo. Aún hay quienes  desconocen lo que es, cómo afecta y lo que se puede hacer para eliminarla. Por ello, te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre ellas, además de las razones por las cuales se considera abusiva.

abusividad clausula suelo

¿Qué es una cláusula suelo?

Cuando se constituye un préstamo hipotecario, el usuario tiene la obligación de devolver el capital que le ha sido prestado calculando con un diferencial, al que se debe sumar el tipo de referencia por el cual el dinero es préstamo. Lo habitual es recurrir al Euribor, que tiene una fluctuación continua.

A pesar de que esta acostumbraba a ser muy beneficiosa para las entidad bancarias, en 2008 llegó a descender hasta puntos que le llevaron a valores negativos. Teniendo en cuenta que el importe mensual de la hipoteca dependía de la cotización del Euribor, las entidades bancarios optaron por incluir las llamadas claúsulas suelo.

La cláusula suelo supone que, quién la tenga, puede beneficiarse de las bajadas del Euribor solo hasta el tope indicado por esta cláusula, independientemente de que el tipo de referencia llegue a ser más bajo. De esta manera, el importe restante es “regalado” a la entidad.

Antes y después de la crisis, muchas de las hipotecas variables contaban con una cláusula suelo, cuyo valor, por lo general, no bajaba del 3%. Sin embargo, cunado empezó a caer, a muchos de los hipotecados se les fue aplicado un tipo mínimo. Esto provocó la abusividad de la cláusula suelo, ya que hacía que se pagase una mayor cantidad de dinero al que tendrían que haber pagado si no existiese ese “tope” fijado por las entidades.

Falta de transparencia

Más que el problema en sí de su inclusión, la gran polémica surgió por la falta de transparencia de las entidades bancarias. Los bancos, en muchos casos evitaron explicar a sus clientes las consecuencias de tener fijado un suelo en su hipoteca. Esto provocó una avalancha de afectados que empezaron a denunciar a la entidad. De esta manera se buscaba recuperar el dinero que les había sido cobrado indebidamente.

En mayo de 2013, el Tribunal Supremo declaró nulo el interés mínimo por considerarlo abusivo y por falta de transparencia. Además, más tarde, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció para establecer que los afectados podrían recuperar todo lo pagado desde que se les empezó a aplicar la cláusula suelo.

Cómo reclamar las cláusulas suelo

Todas aquellas personas afectadas por la abusividad de la cláusula suelo tienen la posibilidad de reclamar a la entidad bancaria. De esta manera pueden hacer que se les devuelva todo el dinero pagado de más por la aplicación de estas. Para hacer efectiva esta reclamación existen dos vías: judicial y extrajudicial.

Reclamación de cláusulas suelo por la vía extrajudicial

Desde el mes de enero del año 2017, quienes lo deseen pueden exigir a su banco que les devuelva lo que han pagado de manera indebida; y para ello pueden recurrir a la vía extrajudicial gratuita establecida en el Real Decreto-ley 1/2017.

Para ello se deben seguir una serie de pasos:

  1. En primer lugar se debe interponer una reclamación formal ante la entidad bancaria. Para ello hay que dirigirse al Servicio de Atención al Cliente del banco que aplicó la cláusula suelo. En el caso de que haya habido una absorción del banco original, debes acudir a la entidad actual.
  2. En el caso de que el banco admita la solicitud a trámite, se encargará de hacer el cálculo del dinero adeudado al hipotecado. Para ello tendrá que mostrárselo de forma desglosada y hará una devolución en metálico. Además, también puede darse el caso de que realice una oferta que consista en la reducción del capital pendiente de la hipoteca o invertir el dinero en un producto de ahorro, entre otros.
  3. En base a esa oferta, si se llega a un acuerdo, se efectuará la devolución del dinero de la forma establecida. Para ello contará con un plazo máximo de 3 meses desde que se dio por iniciado el procedimiento de reclamación.

Si no es aceptada la reclamación o no se llega a un acuerdo en un plazo de tres meses, se dará el proceso por finalizado. En ese caso habrá que recurrir a la vía judicial. Además, hay que tener en cuenta que mientras dure este procedimiento no es posible interponer ninguna acción legal contra la entidad; y si existe una denuncia, está estará congelada hasta que se resuelva la vía extrajudicial.

Cómo reclamar las cláusulas suelo por la vía judicial

En este caso, se denuncia a la entidad bancaria ante el juzgado especializado en cláusulas abusivas de la provincia que corresponda. Estos tribunales se crearon en el año 2017 para resolver aquellos asuntos relacionados con el suelo de las hipotecas.

Para ello se debe interponer una demanda a través de los servicios jurídicos de una asociación de consumidores o un despacho de abogados.  El plazo de reclamación ha causado debate, ya que mientras que unos consideran que se tiene derecho a recuperar el dinero sin importar el tiempo que haya transcurrido, hay quienes consideran que el plazo prescribe cuatro años después de ser cancelado el préstamo.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *