• Menu
  • Menu

La responsabilidad civil por mordedura de perro

Una de las dudas más frecuentes entre los propietarios de una mascota es saber lo que puede ocurrir en el caso de que se produzca una mordedura de perro hacia otra persona. En el artículo 1905 del Código Civil se encuentra regulada la responsabilidad por los daños provocados por una mordedura de perro. Como es un asunto que genera muchas dudas e inquietudes, te vamos a explicar cómo reclamar los daños sufridos por la mordedura.

La responsabilidad civil por mordedura de perro

Lesiones provocadas por la mordedura de un perro y cómo valorarlos

La gravedad y las consecuencias que tiene una mordedura de perro depende de diferentes factores, como son el tipo de perro del que se trate o el propio cuidado posterior de los daños o heridas sufridas.

Entre las lesiones más frecuentes que se provocan por la mordedura de un perro se encuentran las siguientes:

  • Cortaduras mayores en la piel, independientemente de que haya o no sangrado.
  • Dolor, sangrado, cosquilleo y entumecimiento.
  • Lesiones por aplastamiento que pueden llegar a ocasionar graves desgarros en tejidos, así como cicatrices.
  • Hematomas.
  • Heridas punzantes.
  • Lesión de tendones o articulaciones que provocan una disminución del movimiento así como la función del tejido que haya resultado lesionado a causa de la mordedura del perro.

Por lo general son un tipo de lesión que no acostumbra a agravarse, pero sí que algunas veces necesitan de una cirugía para poder limpiarlas y cerrarlas, haciendo que queden cicatrices en la piel.

En el caso de las heridas de mayor gravedad, pueden llegar a darse algunas complicaciones como infecciones o daños en articulaciones o tendones. Hay que tener en cuenta que la mordedura de un animal es más propensa a infectarse en todas aquellas personas que son diabéticas; que sufren algún tipo de enfermedad vascular; o que tienen los sistemas inmunitarios debilitados; entre otros.

Para evitar las enfermedades es recomendable aplicar la vacuna de la rabia si se ha sido mordido por parte de un perro. Se debe valorar el alcance de las lesiones producidas a causa de la mordedura y las posibles secuelas que hayan podido quedar en la persona mordida. En este sentido hay diferentes modos que varían en cada caso y las circunstancias que se hayan dado en el caso de la mordedura.

Cómo realizar una reclamación por mordedura de un perro

El artículo 1905 del Código Civil establece que  “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causase, aunque se le escape o extravíe. Solo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

Por lo tanto, el propietario es el responsable de los daños provocados por parte del animal, con dos excepciones que serán los casos en que la culpa sea del que ha sido objeto del ataque o que el daño haya tenido lugar por causa mayor.

Para proceder a la reclamación por una mordedura de perro será necesario llevar a cabo una serie de pasos, que son los siguientes:

  1. El primero de los pasos a realizar es el de avisar a los cuerpos de seguridad tras sufrir la mordedura del perro. De esta manera, los agentes serán los encargados de redactar un informe en el que sean recogidas las circunstancias del ataque.
  2. Una vez hecho el primer paso, será el momento de acudir a un centro de salud. Allí los especialistas tendrán que valorar los daños físicos que hayan sido provocados por la mordedura del animal.
  3. El siguiente paso es el de cursas la reclamación. Para ello se puede acudir al seguro de responsabilidad civil para perros, si existe uno en vigor con cobertura para los daños producidos. En algunos casos, el seguro del hogar se encarga también de cubrir la mordedura de las mascotas de la vivienda.
  4. En aquellos casos en los que no haya un seguro que se pueda hacer cargo de los daños; será el momento de presentar una reclamación contra el dueño del perro, que en ese caso estará incurriendo en una responsabilidad extracontractual. Este esta recogido en el artículo 1902 del Código Civil; y este establece la obligación de reparar el daño causado por omisión o acción.

Indemnización

Las indemnizaciones que se dan a consecuencia de la mordedura de un perro pueden encontrarse entre los 60 euros de los casos más leves, hasta los 90.000 euros en las mordeduras más graves.

Por lo tanto, se puede confirmar que la responsabilidad por la mordedura de un perro recae sobre el propietario de este. Ante cualquier problema de este tipo, lo mas recomendable, además de seguir los pasos indicados, es recurrir a los servicios de un abogado especializado en la reclamación de indemnizaciones por lesiones. De esta manera se tratará de llegar a obtener la máxima indemnización posible por los daños sufridos a consecuencia de la mordedura del perro.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *