• Menu
  • Menu

La segunda Junta Democrática en España

La Junta Democrática es una organización civil que se encarga de la coordinación y promoción de una acción unitaria del pueblo español. La finalidad es que se pueda instituir de manera libre y pacífica un régimen democrático. 

Su constitución formal se determina con dos principios básicos, que son: un sistema con una elección directa de los representantes políticos; y la separación de poderes de origen entre el ejecutivo y el legislativo, así como la independencia del poder judicial.

La segunda Junta Democrática en España

La Junta Democrática en España

La fundación originaria de Junta Democrática fue el 29 de julio de 1974 como plataforma para coordinar la acción de todas aquellas fuerzas políticas que buscaban la ruptura democrática con la dictadura de Francisco Franco. Al no existir libertad de prensa e información, su acción estuvo centrada en el desarrollo de las organizaciones políticas del momento.

Su eficacia estuvo condicionada por la ambiciones de sus líderes. Esto acabó provocando su disolución el 26 de marzo de 1976, cuando parte de sus integrantes abandonaron los principios  de la ruptura democrática y aceptar el pacto con el régimen franquista con con la ley para la Reforma Política de 1977.

De esta manera se dio origen a la partidocracia actual, que fue instaurada en 1978. A pesar de introducir el régimen de libertades, no se cristalizó en un régimen político democrático que pusiese límites y control al poder, ni garantizase los derechos fundamentales de los españoles. Por esta razón, los motivos que provocaron la impulsaron la creación de la Junta Democrática quedaron sin concluir.

Por esta razón un grupo de activistas ha apostado por crear de nuevo la Junta Democrática en España, la cual busca cambiar una situación actual en la que los partidos políticos anteponen sus intereses corporativos y privilegios institucionales a las necesidades reales de los ciudadanos, tal y como asegura el organismo. De esta manera, su intención es la de luchar por la libertad política.

Desde la organización insisten en que es el momento de que el pueblo español pueda gozar de la libertad necesaria a la hora de designar candidatos y elegir a sus representantes políticos para promulgar leyes que de verdad defiendan los intereses de la ciudadanía; y que así haya un control en el ejercicio del poder que gobierna a los ciudadanos.

“Ha llegado el momento de que los españoles seamos gobernados por un sistema político democrático que garantice nuestros derechos fundamentales, que ponga limites y control al poder político y actúe en nuestro beneficio, seguridad, estabilidad y pacífica convivencia”, manifiestan desde la Junta Democrática Española.

El objetivo de la Junta Democrática Española

El objetivo de la segunda Junta Democrática Española es la de poner fin a lo que consideran un “Estado fallido”, tras más de 40 años de partidocracia. Creen que se encuentra guiado por los intereses y privilegios de la clase política, la cual se ha regido por la arbitrariedad en el ejercicio del poder; así como por el autoritarismo, inseguridad jurídica, fractura social, corrupción, y la injerencia política a la hora de impartir justicia y la dependencia económica.

Además, la organización insiste en que la agonía actual hace que cada vez haya una mayor inestabilidad y pobreza en España, llegando a amenazar la propia unidad del mismo. Por ello consideran que es necesario actuar antes de que los actos políticos y los acontecimientos sociales provoquen un daño irreversible. Creen imprescindible que se abra un periodo de libertad constituyente.

Para ello buscan que mediante la elección de un gobierno provisional se garantice la funcionalidad de los servicios públicos e instituciones, existiendo una total libertad informativo a las ciudadanos  de las diferentes alternativas democráticas.

De esta manera aboga porque existe una libertad para elegir la forma de Estado y la forma de gobierno que deban instituirse a través de referéndum.

Cómo lograr su objetivo

Para conseguir su objetivo, empiezan por divulgar de manera constante y permanente la realidad política actual, así como las características que hacen que, a su juicio, el sistema no sea democrático. Al mismo tiempo, trabajan para informar de la alternativa democráctica, que es el fin de la Junta Democrática. Para ello, la organización de la asociación se estructura en diferentes Juntas Democráticas por diferentes demarcaciones sociales o territoriales. En ellas se busca proponer y coordinar acciones con los ciudadanos.

Con la organización civil buscan realizar acciones pacíficas que lleven a forzar la apertura de un periodo de libertad constituyente, entre las que se requiere la no participación en las votaciones cuando se convoquen elecciones. De esta forma, apuestan por una abstención activa, y cuando la mayor parte de la sociedad decida no participar en el actual régimen político, este perderá su legitimidad, haciendo que se pueda llegar a imponer.

De esta forma, considera necesario que se acepte un cambio legitimado que enfoque hacia la libertad política del pueblo español hacia la institución de la democracia como forma de gobierno.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *