• Menu
  • Menu

Qué es un delito de odio con ejemplos

Es habitual encontrarse actualmente con noticias relacionadas con el delito de odio. Sin embargo, en muchas ocasiones se hace referencia al mismo cuando en realidad no debería tener tal consideración el hecho relatado.

Por este motivo, te vamos a explicar qué es un delito de odio para que realmente puedas entender de qué se trata y cual es su finalidad.

Qué es un delito de odio

Existen diferentes acciones que pueden ser constitutivas de un delito de odio. No obstante, para dar una definición de ella podemos recurrir a la explicación facilitada por parte del Ministerio del Interior.

En él se define este delito como cualquier infracción penal, incluyendo aquellas infracciones contra las personas o las propiedades, en las que la víctima, el local o el objetivo de la misma se elija por su pertenencia, apoyo, simpatía, afiliación… a un grupo que tenga una característica en común de sus miembros (raza, religión, sexo, edad…)

En resumen, es un delito que consiste en realizar acciones como distribuir propaganda sexista, promulgar mensajes racistas, etcétera de forma pública. Estos hechos pueden tener lugar a través de internet o bien en cualquier acto público como una charla o un mitín.

Se considera que se genera un ambiente violento hacia minorías, aunque esto se realice de una manera indirecta. Asimismo, también tiene la consideración de delito de odio aquellos actos que tengan la implicación de menospreciar, humillar o desacreditar a miembros de las minorías, tanto en el ámbito público como en el privado.

Para qué sirve y a quién protege

La figura de delito de odio está concebida para proteger a aquellas minorías que de manera histórica han sido discriminadas o perseguidas. De esta manera la lista de víctimas potenciales está cerrada y no se puede extender a otros grupos sociales que no requieren de esta protección especial.

Se trata de personas que por alguna razón sienten desigualdad y tienen discriminación por motivos ideológicos, creencias, situación familiar, nacionalidad, identidad sexual o enfermedad, entre otros.

Ejemplos del delito de odio

Los delitos de odio se pueden dar en numerosas circunstancias atendiendo a las características mencionadas anteriormente. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • En el caso del racismo, sería constitutivo de un delito de odio por ejemplo decir “odio a Obama por ser negro”, pero no lo sería decir simplemente “odio a Obama”. Es decir, revelar públicamente el odio hacia alguna minoría se considera que es incitación al mismo.
  • Cuando se hacen discursos públicos en los que se incita, fomenta o promueva la discriminación hacia personas por su orientación sexual. No obstante, hay casos en las que las opiniones, a pesar de que sean homófobas, no incitan ni promueven dicha hostilidad.
  • En aquellos casos en los que a través de diferentes canales, ya sean físicos o digitales, se fomenta la discriminación hacia los inmigrantes. Lo mismo ocurre con cualquiera de los otros colectivos minoritarios.

El delito de odio está castigado en el Código Penal con pena de prisión de 1 a 4 años, además de una pena de multa de 6 a 12 meses.

 

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *