• Menu
  • Menu

¿Qué impuestos por dropshipping existen en España?

Son muchas las personas que quieren vender productos a través de internet sin tener que almacenarlos, lo que hace que el dropshipping sea la solución ideal para estos casos.  No obstante, antes de aventurarse en uno de estos proyectos online, hay que tener en cuenta los impuestos por dropshipping que existen en España, además de las responsabilidades que tiene el vendedor en este tipo de casos.

¿Qué impuestos por dropshipping existen en España?

Con motivo de la pandemia sanitaria del coronavirus, muchas empresas apostaron por la digitalización, iniciando así la venta online. En algunos casos se ha optado por el dropshipping por las ventajas que puede suponer el no tener stock físico. Te contamos lo que debes saber sobre el  dropshipping a nivel fiscal y tributario.

Qué es el dropshipping

El dropshipping es una manera de vender artículos a través de internet  en la que es un tercero, el proveedor, quién se encarga del stock y de enviar el producto al cliente. De esta forma, la tienda que apuesta por el dropshipping actúa como intermediario, ganando una cantidad de dinero por llevar a cabo esta transacción.

De esta forma, el interesado en adoptar este modelo de negocio se encarga de buscar en primer lugar proveedores (dropshippers) que vendan bajo esta fórmula; luego se debe crear una tienda online en la que se incluyen los productos de esos proveedores con un precio superior al del proveedor. Cuando un cliente compra uno de esos productos, compras el producto al proveedor, que es el que se encarga de enviarlo de forma directa el comprador.

De esta manera se obtiene un beneficio que consiste en la diferencia entre el precio del producto que ofrece el proveedor y el precio al que el propietario de la tienda online lo ha vendido al cliente final.

Los impuestos por dropshipping

El primero de los puntos que hay que tener en cuenta es que si vas a apostar por vender a través de internet mediante dropshipping, es necesario darse de alta en Hacienda. Tal y como informa la Agencia Tributaria, en el momento de iniciar una actividad económica es necesario afrontar las obligaciones fiscales. Para ello hay que darse de alta en el censo de profesionales, empresarios y retenedores, rellenando los modelos 036 o 037.

En el caso del dropshipping, en el epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) se elige, por norma general, el 665, que se corresponde con “Comercio al por menor por correo o por catálogo de productos diversos”.

IVA

Para conocer lo referente a los impuestos por dropshipping en España vamos a empezar por hablar del IVA:

  • Compra de productos al proveedor: A la hora de llevar a cabo la compra de productos a proveedores fuera del territorio español no lleva IVA. En el caso de que se encuentre en España se facturará con IVA, dependiendo el tipo a aplicar según el producto.
  • Venta al cliente final: En el caso de que el transporte hacia el cliente no tenga lugar en España, la operación tampoco lleva IVA, sino que estará sometida a la tributación del país en el que se inicie el transporte. Si el producto lo recibes tú para luego venderlo, tendrá que pasar por Aduana, debiendo liquidar al IVA.

De esta forma, las exportaciones no se encuentran sujetas a IVA cuando se llevan a cabo con países de fuera del territorio español, ya que para que así sea debe realizarse su hecho imponible en España.

IRPF

En lo que respecta a los impuestos por dropshipping se debe tener en cuenta el IRPF. Los ingresos o beneficios que se obtienen por la persona que tiene la tienda online deben ser incluidos en la declaración del IRPF.

En este caso se tributará mediante el sistema de estimación directa, ya sea simplificada o normal, sin posibilidad de aplicar el sistema de estimación objetiva (módulos).

Responsabilidades del vendedor de la tienda dropshipping

Es necesario saber que en el caso del dropshipping, el proveedor no existe para el cliente final. Por ello, en el caso de que exista cualquier tipo de problema relacionado con la venta, entrega o con el producto en sí, el consumidor te exigirá a ti las responsabilidades, ya que has sido quién le ha vendido el producto.

Por lo tanto, además de tener en cuenta los impuestos, debes saber que tienes las mismas responsabilidades que cualquier negocio convencional. En este sentido, es clave tener en cuenta que se debe recibir un correcto asesoramiento para poder cumplir con todas las obligaciones legales.

De esta manera, el dropshipping es un modelo de negocio que tiene ciertas ventajas para los vendedores, pero esto no exime de tener que hacer frente a las habituales responsabilidades de los comercios. De esta forma, tendrá que ofrecerse la misma garantía y responder a los derechos de los consumidores de idéntica manera a lo que ocurre con cualquier negocio activo en España.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *