• Menu
  • Menu

¿Qué son las Clínicas Jurídicas?

Las denominadas Clínicas Jurídicas son actividades de carácter académico que nacen en las universidades y que buscan ofrecer a los estudiantes una alternativa a la hora de enseñar derecho, combinando esta formación con la de asistencia jurídica en determinados casos que tienen un interés social.

¿Qué son las Clínicas Jurídicas?

Este tipo de laboratorios legales, como también se les denomina, tienen una gran popularidad en los Estados Unidos, dónde han tenido su origen, una forma de aprender mediante la práctica en la que los grupos de alumnos de grado y posgrado son guiados por abogados y tutores. En base a esa formación que reciben , ejecutan esos conocimientos mediante el asesoramiento altruista a ONG y emprendedores en casos reales.

En España este tipo de actividades son relativamente recientes, pero se ha podido comprobar que se trata de una experiencia muy positiva. Es precisamente ese feedback positivo el que lleva a cada vez más estudiantes de derecho a unirse a estos grupos, tanto por la formación que reciben a través de la práctica como por la motivación que tiene para ellos trabajar en causas sociales y trabajar con bufetes de prestigio.

La realización del abogado en las Clínicas Jurídicas

En las Clínicas Jurídicas hay un componente esencial a nivel social, sin que el que no es posible que exista la Clínica Jurídica. Estas solo tienen sentido para ser creadas y desarrolladas si la sociedad se beneficia de forma directa del trabajo que los propios alumnos realizan al tiempo que aprenden en ella.

En este sentido hay que tener en cuenta que los alumnos se encargarán de prestar un servicio social y que van a conocer de una manera muy directa acerca de las necesidades del país en el que se encuentran y de la realidad. Actualmente, en una situación muy delicada por la crisis económica, que ha provocado situaciones de necesidad en gran par de la ciudadanía, es necesario el esfuerzo de todos los ciudadanos, de diferentes ámbitos y profesiones. Lógicamente, los profesionales del Derecho no pueden estar ajenos a estas circunstancias, por lo que se trata de un valor que debe ser fomentado por las Clínicas Jurídicas entre sus alumnos. Esto debe formar parte de su formación ética y moral.

Las Clínicas Jurídicas permiten que el alumno se acerque al pro bono, es decir, “por el bien común”, es decir, a la prestación de forma voluntaria y altruista, es decir, gratuita, de servicios profesionales a aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

A través de este acercamiento a la ciudadanía,  se consigue que los alumnos sean conocedores de la situación social actual, al mismo tiempo que son capaces de aprender del compromiso realizado por su profesor, que debe ser siempre un ejemplo a seguir para los estudiantes. De esta manera, entre ambos deben impulsar un cambio social, que será permanente una vez que cada estudiante sea capaz de incorporar estos valores éticos a sí mismo y formen parte activa de su profesión a la hora de defender los derechos de las personas más vulnerables.

Para que se pueda trabajar en las Clínicas Jurídicas ayudando a los colectivos que se encuentran en situación de una mayor vulnerabilidad. Los asuntos que atienden los alumnos en las Clínicas Jurídicas siempre provienen de entidades no lucrativas, como asociaciones y fundaciones. Estas necesitan precisar de asesoramiento jurídica en diferentes actividades y operaciones, en las que los alumnos pueden participar de una forma activa y con  un elevado grado de eficacia. De esta forma, las Clínicas Jurídicas son imprescindibles en el mundo actual.

Aspectos clave de las Clínicas Jurídicas

Algunos de los aspectos clave a tener en cuenta en lo que se refiere a las Clínicas Jurídicas y su función académica y social son los siguientes:

  • Permiten el estudio y ampliar los conocimientos en Derecho a través de casos prácticos.
  • Facilitan la aplicación de las enseñanzas y conocimientos que se han adquirido, además de practicar algunas habilidades fundamentales como la escucha activa, el análisis de problemas, etcétera.
  • Se utilizan para poder detectar puntos débiles reguladores en ámbitos de aplicación del derecho en relación con la protección debida de los derechos fundamentales.
  • Generan un ámbito que es propicio para encontrar nuevos campos de investigación y contribuyen a la innovación a nivel jurídico.
  • Los estudiantes de Derecho son integrados en una sociedad que tiene diferentes problemas, fomentando a través de sus actividades y prácticas reales la responsabilidad social y la ética a la hora de ejercer su profesión.
  • Contribuyen a la concienciación y defensa de los derechos de los ciudadanos en determinados sectores de la sociedad, al mismo tiempo que se trabaja para que estos estudiantes cuenten con una cultura en la defensa de los derechos humanos.
Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *