• Menu
  • Menu

La declaración complementaria para corregir errores con Hacienda

Cuando se ha cometido un error en la declaración de la renta o en otro impuesto y no se sabe qué hacer, no hay que preocuparse, ya que es posible estudiar el caso para encontrar diferentes opciones para solucionarlo, y si es necesario, llevar a cabo una declaración complementaria. En este caso te vamos a explicar lo que debes saber sobre ella.

La declaración complementaria para corregir errores con Hacienda

Qué es una declaración complementaria

Una declaración complementaria es un tipo de declaración que es elaborada y presentada en Hacienda en aquellos casos en los que se ha cometido algún tipo de error a la hora de hacer la declaración de algún impuesto que ha sido presentado de manera previa y que perjudica a Hacienda. También se recurre a ella en el caso de que se hayan omitido datos que la Agencia Tributaria debe conocer.

Para ello se debe tener en cuenta que nadie es infalible a la hora de elaborar las declaraciones y que es posible que se pueda llegar a olvidar algún tipo de información relevante, como puede ser una factura o bien haber hecho algún tipo de cálculo incorrecto. Afortunadamente, gracias a la declaración complementaria es posible corregirlo.

Cuando presentar una declaración complementaria

Teniendo en cuenta la definición anterior, esta se presenta en aquellos casos en los que ha habido un error o se han omitido datos, y esa situación perjudica a Hacienda, es decir, que se haya declarado menos cuantía de lo esperado. Por el contrario, si la modificación de la declaración es para un resultado cero o una devolución mayor, en ese caso habrá que optar por la rectificación de la declaración.

Además de esto, hay que tener en cuenta que la declaración complementaria se debe presentar en el mismo ejercicio fiscal o en el plazo correspondiente para que la deuda tributaria no hay prescrito.

Cómo se hace una declaración complementaria

La forma de hacer una declaración complementaria depende de la declaración que se quiera modificar en cada caso, ya sea la declaración de la renta o el modelo 303 de IVA. Para ello los pasos a seguir  son los siguientes:

  • Se debe incluir la referencia de la declaración que se quiere modificar.
  • Es necesario ingresar a Hacienda el dinero que resulte de la declaración complementaria. Para hacerlo se puede hacer con un cargo en la cuenta por parte de Hacienda, con el pago en entidad bancaria o por un cargo en tarjeta de crédito.
  • Hay que indicar que se trata de una declaración complementaria.
  • Se deben añadir todos los datos, tanto los nuevos como los modificados.

¿Cuánto tiempo se tiene para presentar la declaración complementaria?

Una vez que te has percatado del error, debes tener en cuenta que puedes presentarla durante el plazo establecido para la presentación del impuesto que desees modificar o a posteriori. En el caso de que se presente después del plazo del impuesto es posible que se impongan recargos, de acuerdo a la aplicación del artículo 27 de la Ley General Tributaria.

Estos recargos serán del 5, 10 o 15% sobre el importe a ingresar, en función de si el retraso es de 3, 6 o 12 meses, respectivamente. En el caso de que supere los 12 meses de retraso, el recargo a aplicar sobre el total a ingresar será del 20%.

Sanción por declaración complementaria fuera de plazo

En el supuesto en que sea Haciendo la que se percate del error o la omisión de declarar alguna cuantía, se recibirá un requerimiento o una notificación de inicio de procedimiento de comprobación por parte de Hacienda, y podría procederse a iniciar un procedimiento sancionador.

Las sanciones de Hacienda por complementarias dependen en función del tipo de infracción que se haya cometido. En el caso de que sea leve, la sanción será de un 50% sobre la cuantía; si es grave, entre el 50 y el 100%; y si es muy grave, entre el 100% y el 150%.

El porcentaje detallado se aplica sobre el importe a ingresar por el impuesto del que se trate. Por lo tanto, como se puede ver, no es la misma situación el hecho de que se presente una declaración complementaria sin requerimiento previo de Hacienda, que si esta debe solicitar la misma, ya que en este caso se podrá imponer una sanción económica, cuya cuantía dependerá de la gravedad de cada caso en particular.

Hay quién tiene dudas sobre las deudas tributarias es cuando prescriben. Un punto muy importante a tener en cuenta es que si has tenido un error al declarar un impuesto, el tiempo que ha transcurrido desde que terminó el plazo llegará a su fin, y prescribirán una vez pasados cuatro años. Así lo indica en su artículo 66 la Ley General Tributaria.

Por este motivo, en el caso de que se detecte algún tipo de error en alguna declaración de IVA, IRPF u otro impuesto, es importante actuar con rapidez para subsanarlo a través de una declaración complementaria.

 

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *