• Menu
  • Menu

Cómo hacer una reclamación por negligencia médica

Aunque se trata de una cuestión que muchas personas no llegan a plantearse en ningún momento de su vida, las estadísticas nos sugieren que muchas personas acaban sufriendo negligencias médicas. Estas son, de hecho, una de las principales causas de muerte en diferentes partes del mundo, solo por detrás del cáncer y las enfermedades cardíacas.

Cómo hacer una reclamación por negligencia médica

A la hora de hacer una reclamación por negligencia médica hay que tener en cuenta diferentes aspectos. Para empezar, la ley prevé unos plazos para reclamar una negligencia médica. Dicho de otra manera, no se puede efectuar la denuncia cuando uno considere oportuno, sino que hay que hacerlo dentro de unos tiempos que son relativamente cortos.

En función de cada caso, el plazo de prescripción para una reclamación de este tipo oscila entre uno y cinco años. Por lo tanto, se debe evaluar cada uno de los casos en particular, razón por la que es importante recibir el asesoramiento de un abogado especializado en negligencias médicas.

Los casos de negligencias médicas más comunes

A la hora de hablar de negligencias médicas, nos encontramos con que existen diferentes motivos por los cuales se puede entender que existe una mala praxis por falta de profesionalidad del médico o centro responsable. Se dan por lo general cuando los profesionales encargados de realizar algún tipo de procedimiento no siguen los protocolos o estándares oportunos, y provocan daños físicos y/o morales al paciente.

Las negligencias médicas son un grave problema, ya que puede derivar en lesiones, daños en la salud e incluso la muerte. Estas se pueden producir tanto por acción como por omisión tanto en la fase de exploración como en las de diagnóstico, pronóstico y tratamiento del paciente.

Los casos más habituales en los que se producen son las siguientes:

  • Retrasos o errores en el diagnóstico del paciente
  • Dar una prescripción de medicamentos errónea.
  • No seguir los protocolos exigidos.
  • No prestar asistencia sanitaria de urgencia.
  • Intervención quirúrgica con resultados perjudiciales para el paciente.
  • Dejar material quirúrgico olvidado en el interior del paciente tras una operación.
  • Infección grave por falta de higiene en un centro hospitalario.
  • Falta de supervisión postoperatoria.

Cómo denunciar una negligencia médica

Para llevar a cabo una reclamación por negligencia médica es necesario seguir una serie de pasos, que son los siguientes:

Contactar con un especialista

En el caso de que te encuentres ante un caso de negligencia médica, debes saber que se trata de procedimientos muy técnicos; y esto hace que el letrado deba tener amplios conocimientos médicos, ya que en el posterior juicio habrá que discutir con médicos, que serán peritos o testigos. Por lo tanto, es imprescindible confiar en los servicios del abogado en negligencias médicas Ramos Mesonero, de manera que podrás depositar toda tu confianza en un profesional especializado en la materia.

Acudir a un profesional que no esté especializado en derecho sanitario, hará que tengas muchas menos opciones de que el resultado sea satisfactorio, principalmente por la falta de conocimientos médicos.

Conseguir la historia clínica

La historia clínica es fundamental dentro de este proceso. Por lo tanto, desde el principio hay que centrarse en obtener una copia de esta para posteriormente ser estudiada por parte del abogado y del perito médico.

Es importante saber que aunque la ley de Autonomía del Paciente impone la obligación de hacer entrega de la historia clínica a aquel paciente que así lo haya solicitado, hay ocasiones en las que los centros se niegan a facilitarla en su totalidad o parte de la misma. Si te encuentras ante esta situación, un experto en derecho podrá iniciar el procedimiento de diligencias preliminares para que estos documentos necesarios para la reclamación se recaben vía judicial.

Perito médico

Una vez que se haya recabado toda la documentación llegará el momento del examen de la misma por parte de un perito médico. Este debe ser especialista en la rama de medicina sobre la que se quiera realizar la reclamación. En base a ello emitirá un informe en el que responda a las cuestiones:

  • ¿Existe daño?
  • ¿Se puede acreditar que hubo una negligencia médica?
  • ¿Existe relación de causalidad entre la negligencia médica y el daño?

Si la respuesta a todas estas cuestiones es afirmativa, habrá una base para proceder a denunciar una negligencia médica.

Proceso judicial

Existen tres tipos diferentes de procedimientos por los cuales se puede tramitar una reclamación por negligencia médica, siendo estos los siguientes:

  • Penal: El procedimiento penal tiene lugar cuando lo que se busca es una indemnización y la imposición de una pena, ya sea de inhabilitación profesional o prisión.
  • Administrativo: En este caso el procedimiento se encuentra destinado a conseguir una indemnización sobre las negligencias médicas que han tenido lugar en la sanidad pública.
  • Civil: El procedimiento civil se encuentra centrado en la obtención de una indemnización sobre las negligencias médicas que han tenido lugar en la sanidad privada y en la sanidad pública.

Este último es el más recomendado siempre que sea posible, ya que se resuelve con mayor rapidez, existen más posibilidades de conseguir una indemnización y esta última suele ser más elevada.

Sentencia e indemnización

Una vez que se ha llevado a cabo el procedimiento, tan solo habrá que esperar a la sentencia. Si prospera, la víctima (o sus familiares si esta ha resultado fallecida a consecuencia de la negligencia médica) recibirá la indemnización correspondiente por los daños sufridos. En este tipo de casos se suele emplear el baremo previsto para los accidentes de circulación.

Etiquetas:
Categorías:

¿Alguna duda? Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *